Mis jardines inventados

EL JARDÍN DE MAMÁ

Cuando le pregunto a mi madre que plantas tendría en su jardín inventado, ella me habla de calas y hortensias, también tendría  un estanque con ranas que cantarían en las calurosas noches de verano, y por supuesto habría una hiedra tupida y frondosa para mantener el jardín oculto de miradas indiscretas. 

Pero conociendo sus gustos florales, sé que también crecerían  jazmines y gerberas y seguro que alguna libélula estaría revoloteando por ahí esquivando la mirada hambrienta de las ranas del estanque.

Para acceder a este jardín secreto habría una verja prácticamente oculta a simple vista.

Por supuesto en algún otro rincón crecerían, plantas aromáticas y amapolas , y se esconderían entre sus pétalos mariquitas y escarabajos.

Pero eso ya os lo enseñaré en otra ocasión, ¡porque en este papel ya no cabe ni un bicho más!

 

 

Anuncios
Mis jardines inventados

UN JARDÍN EN GALES

cabecera

En estos días de lluvia, me viene a la mente un viaje que hicimos a Gales.

belen-y-maggie
Arriba estoy fotografiando el lago y sus vistas. En la otra imagen Maggie saluda a su caballo Charlie después de uno de nuestros paseos.

bosques

Recuerdo los paseos junto al lago, las largas excursiones entre prados, bosques y cascadas de agua cristalina y las escapadas a las pintorescas playas de la zona.

gales

Pero lo que más añoro son las agradables tertulias que teníamos cuando llegábamos a casa.

paisajes1

Maggie, nuestra anfitriona, guía turística y sobre todo amiga, nos preparaba un té, encendía la chimenea (aunque estábamos en junio), y esperábamos a que cayera la noche escuchando sus anécdotas e historias de la cultura local. 

mijardintrabajo2

Hoy he querido evocar todas esas vivencias a través de este jardín, donde he plasmado a través del color, la vida silvestre que desprendía aquel lugar.

detalle3

lo que más me gusta de esta ilustración es que todos sus protagonistas han sido vistos en su hábitat. Luego he hecho algunas fotografías y anotaciones en mi cuaderno de campo.

flores

Ahora, gracias a esos bocetos y apuntes he podido revivir unas vacaciones inolvidables.

detalle2

¡Gracias Maggie!

ilustracion-acabada

Mis jardines inventados

BONSÁIS: UN JARDÍN EN MINIATURA

cabecera

¿Os imagináis tener en casa un jardín lleno de pinos centenarios, frondosos manzanos y vistosas buganvillas? Pues en el jardín de Alfonso todo es posible.

libridubosque2

El otro día estuve paseando por su jardín. En la parte trasera de la casa, había un bosque de olmos. Lo particular de esta escena era que los gruesos troncos grises, brotaban como por arte de magia de una gran piedra de pizarra. Un musgo verde y esponjoso cubría la poca tierra de la que sobresalían los árboles y  el sol apenas podía penetrar entre las ramas y las hojas. 

libridubosque1

libridubosque4

Junto a la pared crecía un manzano cubierto con grandes flores blancas y al fondo alejado del bullicio del agua del estanque de tortugas, un viejo ficus contaba su larga vida a través de sus nudos y ramas.

libridumanzanodetalle

libridumanzanodetalle2

libridubonsaitronco

Olivos y arces  fueron otras de las maravillas que pude dibujar mientras Alfonso, profesor de este arte milenario , me contaba el origen de esta disciplina y algunas anécdotas sobre la historia de los bonsáis. Me llamó la atención la constante búsqueda de movimiento que anhelan estos maestros en sus obras, y que  hace que pasen horas mirando  sus diminutas creaciones, para dar forma al tronco, las ramas y las hojas.

Disfruté mucho con esta experiencia, y me sorprendió la facilidad de evasión a la creatividad que ofrece estar junto a estos pequeños referentes naturales. Esos bosques en miniatura con sus troncos tan barrocos y envejecidos contrastando con los rojos, verdes y fucsias de sus flores y hojas hicieron volar mi imaginación, y por un momento pude evocar aventuras y fantasías  propias de los cuentos y  leyendas de nuestra infancia.

mockupilustracion2

Fuente mockup.

Y a vosotros, ¿os gustan los bonsáis?

Mis jardines inventados

CACTUS: UN VERGEL EFÍMERO

libriducabecera

Esta semana he estado dibujando cactus. Pero antes de comentar los detalles de esta experiencia, voy a hablaros de una noticia que me ha puesto muy contenta, he ganado la última edición del concurso organizado por “Diariodeco” .  Un evento muy interesante y donde las propuestas que han presentado tenían un gran nivel. Si queréis saber más podéis entrar en este enlace. Quiero aprovechar esta ocasión  para dar las gracias al equipo “Diariodeco” por elegirme como finalista y a todos los que habéis votado mi ilustración porque gracias a vuestra participación lo he conseguido. Para celebrar este acontecimiento estoy preparando algo que os va a gustar, pero mejor lo cuento la semana que viene que ya estará todo listo, je, je.

libriduboceto1

Y ahora sí, os voy a contar lo que me ha pasado este fin de semana. Yo estaba dispuesta a preparar la terraza para el verano: quitar hojas secas, lijar y pintar las sillas  del jardín, y lo más importante, regalar todos los cactus que tengo porque pensaba que  tanto pincho podía ser peligroso con el niño andando por todos sitios. Así que me puse los guantes y me quedé observando las plantas mientras pensaba como abordarlas sin sufrir las consecuencias.

libriduboceto4

Pero de repente me di cuenta de algo: las formas hipnóticas de los cactus con todas las tonalidades de verde que desprendían,  y  sus flores  exóticas brotando aquí y allá me tenían embelesada.  En fin que me quité los guantes y me puse a dibujar.

libriduboceto3

Así que he decidido firmar mi reconciliación definitiva con estas plantas tan poco valoradas(por mí), dibujando este jardín de cactus, un vergel efímero, ya que al poco tiempo  desaparecen las flores. Menos mal que en mi jardín se conservan siempre como el primer día.

libriduboceto5

Lo único malo es que la terraza sigue igual, la mesa y las sillas sin pintar y las hojas por el suelo. Bueno la familia si que está disfrutando del jardín de cactus, pero dentro de casa,¡qué desastre!

libriduilustracioncactus

Y a vosotros, ¿os gustan los cactus?

 

Mis jardines inventados

ESTE VERANO: UN JARDÍN TROPICAL

libriduunjardintropicaldcabecera2

¡Ya está aquí el verano! Con su calor sofocante, sus mosquitos hambrientos y sus playas rebosantes de humanidad. Lo reconozco, esta es la estación  que menos me gusta.  Por eso estoy haciendo un jardín especial para refugiarme durante el verano. En este rincón, aunque está cerca del trópico, no hay mosquitos, ni humedad, ni siquiera hay ese calor  sofocante típico de estos parajes.

libriduunjardintropicaldetalle2

En mi jardín huele a tierra mojada y a césped recién cortado. Las plantas son tan altas que casi no dejan pasar los rayos del sol. También hay música, una banda sonora compuesta por pájaros de todos los colores y tamaños que revolotean y cantan junto a lémures y grillos

Aquí te presento mi jardín  tropical, que puedes visitar cuando necesites hacer un descanso veraniego.

libriduunjardintropicaldcabecera

Me gustaría utilizar este jardín como diseño, pero todavía no sé que hacer. Esta ilustración podría formar parte de un juego de sábanas  estampadas o una mantelería. También podría ser un cojín, una taza  o una camiseta…¡Hay tantas posibilidades! Todavía no lo tengo claro. Así que si se os ocurre algo, ¡por favor  inspiradme!

libriducuadrojardintropical

Este post participa en la fiesta Diariodeco ¿Te gusta? ¡Pues hay muchas más ideas en la fiesta!

¡Feliz semana!