Mis jardines inventados

BONSÁIS: UN JARDÍN EN MINIATURA

cabecera

¿Os imagináis tener en casa un jardín lleno de pinos centenarios, frondosos manzanos y vistosas buganvillas? Pues en el jardín de Alfonso todo es posible.

libridubosque2

El otro día estuve paseando por su jardín. En la parte trasera de la casa, había un bosque de olmos. Lo particular de esta escena era que los gruesos troncos grises, brotaban como por arte de magia de una gran piedra de pizarra. Un musgo verde y esponjoso cubría la poca tierra de la que sobresalían los árboles y  el sol apenas podía penetrar entre las ramas y las hojas. 

libridubosque1

libridubosque4

Junto a la pared crecía un manzano cubierto con grandes flores blancas y al fondo alejado del bullicio del agua del estanque de tortugas, un viejo ficus contaba su larga vida a través de sus nudos y ramas.

libridumanzanodetalle

libridumanzanodetalle2

libridubonsaitronco

Olivos y arces  fueron otras de las maravillas que pude dibujar mientras Alfonso, profesor de este arte milenario , me contaba el origen de esta disciplina y algunas anécdotas sobre la historia de los bonsáis. Me llamó la atención la constante búsqueda de movimiento que anhelan estos maestros en sus obras, y que  hace que pasen horas mirando  sus diminutas creaciones, para dar forma al tronco, las ramas y las hojas.

Disfruté mucho con esta experiencia, y me sorprendió la facilidad de evasión a la creatividad que ofrece estar junto a estos pequeños referentes naturales. Esos bosques en miniatura con sus troncos tan barrocos y envejecidos contrastando con los rojos, verdes y fucsias de sus flores y hojas hicieron volar mi imaginación, y por un momento pude evocar aventuras y fantasías  propias de los cuentos y  leyendas de nuestra infancia.

mockupilustracion2

Fuente mockup.

Y a vosotros, ¿os gustan los bonsáis?

Anuncios

8 comentarios en “BONSÁIS: UN JARDÍN EN MINIATURA”

  1. ¡Guau! Me has vuelto a cautivar. Sí, me gustan, hace años ya del primero que tuve, ahora el que tengo ha crecido demasiado, es una de mis asignaturas pendientes, he estado buscando un cerezo para un patio especial y me dicen que es muy delicado. Las fotografías de los pequeños habitantes del bosque de Alfonso son geniales y las ilustraciones ya … ¡Me encantan! Una colección en papel de pequeños gigantes con un colorido fiel y de tonos cálidos entre verdes jugosos, preciosssssos.

    Me gusta

  2. Disfrutar de un jardín o un bosque en miniatura es todo un lujo. Me encantan pero yo no tengo ni el tiempo ni la paciencia para crear uno. Así que disfrutaré de tus dibujos tan reales y a la vez tan llenos de magia, que será como vivir en uno de ellos, sintiéndose gnomo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s